Compartir
  •  
  •  
  •  

 DSC_1259

Hace un buen rato que no subía ninguna receta pero hoy me hice un tiempo y ya que empezó el calor (por lo menos en santiago porque en Puerto Varas lo seguimos esperando con ansias) voy a dejarles esta receta de helado de manjar. Lo particular de este helado es que está hecho con manjar del Fundo Playa Venado que según yo es de los mejores manjares que he probado en mi vida y tratando de no ser soberbio me considero una persona que sabe de manjar ya que mi abuelo hace años tuvo una lechería y el producto estrella de esta era el manjar.

Como dato les cuento que este manjar lo pueden encontrar en el mismo fundo que está ubicado en Puerto Varas a pocos kilómetros del centro si van camino a Ensenada, se los recomiendo a ojos cerrados para darse un gustito o también como regalo para algún amigo en santiago que aprecie lo bueno del sur.

Ya pues, ahora a lo que vinimos….

Un abrazo.

Helado de Manjar 

Ingredientes

  • 300 ml de leche entera
  • 300 ml de crema
  • 400 gramos de manjar
  • 3 yemas de huevo
  • 50 ml de goma

 Paso a paso

DSC_1201DSC_1204DSC_1205DSC_1223

  1. Calienta la leche y la crema a fuego bajo.
  2. En un bowl bate las yemas con la goma hasta que tengas una mezcla esponjosa.
  3. Agrega la mezcla de yemas a la leche y revuelve bien. Es importante que esta mezcla nunca llegue a hervir.
  4. Agrega el manjar a la olla y revuelve hasta que esté completamente disuelto. Saca del fuego y deja enfriar, una vez frío a temperatura ambiente traspásalo al refrigerador y mantenlo por lo menos unas 4 horas.
  5. Saca la mezcla del refrigerador y agrega ponlo en la máquina heladera a la velocidad más baja posible hasta que se haya duplicado en volumen.

Dato: Si no tienes la máquina para hacer helados revuelve manualmente la mezcla, ponla en el freezer y cada 1 hora sácala y bátela suavemente, de esta forma estás agregando aire a la mezcla. Repite esta operación 3 veces más.

 

Música: Lykke Li / I Never Learn – 2014

homepage_large.43f6dc8c

Este es el tercer disco de esta cantautora sueca. Es el disco de cierre a la trilogía que inició Youth Novels (2008), seguido de Wounded Rhymes (2011) y al cierre I Never Learn (2014). Un cierre bastante oscuro y pesimista si consideramos que este corto disco (9 canciones y 33 minutos) trata de transmitir el doloroso proceso de separación que vivió la cantante durante el año pasado. Pese a lo anterior el disco es excelente y vale la pena darse un tiempo para escucharlo. Canciones: No rest for the wicked, Gunshot, Sleeping Alone.


Compartir
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *